Noticias


PASSS

Abordar de manera seria y comprometida el presente implica responsabilizarnos sobre los alimentos

El Secretario de Desarrolo Social y Salud, Martín Piaggio, participó en el Primer Congreso Argentino de Medicina Social en donde brindó detalles de las políticas de Salud que se llevan adelante en Gualeguaychú.

16 de Julio 2018 PASSS


Durante una mesa-debate sobre “Salud y Municipios”, junto a Rosana Núñez, Secretaria de Salud de Zárate, Leonardo Caruana, Secretario de Salud de ROSARIO y Arnaldo Medina Vicerrector de la Universidad Nacional Arturo Jaureche, Piaggio  explicó que “el objetivo general es fortalecer la gestión territorial en políticas públicas a fin de disminuir la segmentación y fragmentación del sistema de Desarrollo Social y Salud Comunitaria” y brindó detalles sobre el Plan Multiplicar que apunta a “mejorar la calidad de vida en Gualeguaychú porque es un proceso de constucción colectiva que persigue alcanzar a todo el Municipio”.

El encuentro se desarrolló entre el 5 y el 7 de julio en las ciudades de Zárate y Rosario con el objetivo de preparar el XV Congreso de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES) que se realizará en Bolivia en octubre y congregará a los luchadores del pensamiento social latinoamericano en salud bajo el lema de  “Saber y poder popular para el Buen Vivir”.

Alimentos y Salud 
Piaggio cerró su disertación con una explicación sobre el Plan de Alimentación Sana Segura y Soberana (PASSS), una de las acciones que más expectativas ha despertado en Gualeguaychú. “Todos hemos escuchado que las Políticas de Salud no deben estar fundadas en la enfermedad, que planificar en salud no debería ser solamente distribuir medicamentos y vacunas y que para salir de esta lógica debemos reflexionar sobre los parámetros desde los cuales pensamos a la salud” dijo el Secretario para introducir el tema y agregó que “no podemos pensar a la salud sin evaluar lo que sucede en el ambiente, ya que la vida en este planeta se desarrolla dentro del ambiente, somos ambiente. Pensar en salud es pensar en aire, en agua y en alimentos”.

El modelo en transición
Con las siguientes palabras el Secretario dió un panorama sobe el Passs:
“Estamos en un presente en donde la “capacidad de autodestruirse se convierte en el rito de las sociedades industrializadas” y la presión de una población que ha tomado conciencia sobre esto nos impulsa a asumir el desafío de la transición. Hoy nuestro país es un inmenso experimento a cielo abierto, el experimento de un modelo de extracción industrializado que agotó las fuentes de energía vital y ahora despoja a la naturaleza y a los seres humanos. Hemos naturalizado a lo transgénico que agrega genes de origen animal a las plantas para hacerlas resistentes a los venenos. 
Vivimos en el consumo obligatorio que es una forma de control social, vivimos en un presente de incertidumbre, entre diagnósticos desesperanzadores y caminos que se abren hacia la transición. Una transición que queremos vivir como esperanza pero que acarrea dolor porque implica asumir el engaño del que todos hemos sido participes de una u otra manera.
Pero esta incertidumbre también estimula la creatividad y nos invita a apostar por solucionar las cuestiones elementales de la vida en primer lugar.
 
Responsabilidades indelegables

Resulta inadmisible que quienes tenemos responsabilidades sobre las poblaciones no intentemos garantizar el autoabastecimiento de alimentos con calidad nutricional. Abordar de manera seria, creativa y comprometida el presente nos invita a responsabilizarnos sobre la producción de alimentos sanos, algo que se daba por hecho en la Argentina de nuestros abuelos.
Es responsabilidad del Estado garantizar el derecho a vivir en un ambiente sano y a la alimentación, llegamos al absurdo de tener que poner énfasis en que debe ser ¡sana!. 
Esto implica responsabilizarnos sobre la basura que generamos en nuestra vida cotidiana, algo que comienza por casa y se empieza a solucionar con dos tachitos y que, además, necesita una estructura municipal que acompañe y esté presente. Ya no hay tiempo para seguir poniendo la basura bajo la alfombra de nuestras casas ni de los despachos. El no poner la basura sobre la mesa nos lleva a alimentarnos con basura.
Implica repensar la base de una producción que ha estado al servicio de la renta y abrir la posibilidad a nuevas formas, a modelos que produzcan salud, a modelos que produzcan naturaleza y para esto es fundamental el acompañamiento de un Estado que debe reformular las estructuras básicas que determinan las prioridades a la hora de gobernar.

El desafío en la mesa
Hemos comenzado en Gualeguaychú con la implementación de un Plan de Alimentación Sana Segura y Soberana que no es una receta, pero si un antiguo ejercicio que consiste básicamente en sentar a las partes para ver cómo se soluciona una cuestión, en este caso: la soberanía alimentaria que garantiza la salud y autonomía de la población.
La producción y el abastecimiento de alimentos sanos es un enorme y hermoso desafío para un municipio, es una responsabilidad ineludible para los mandatarios del presente. Si pensamos en una red de municipios apostando por la producción y abastecimiento de alimentos saludables, apostamos por una formula que si o si da buenos resultados porque no se trata de inventar nada extraño, está en nuestra memoria, lo hicieron nuestros padres y abuelos. 

Producir Salud, la cadena que tracciona la transición
Si lo pensamos como una red de municipios, hablamos de una red tejida con múltiples lazos, lazos que generan arraigo cultural, lazos que ayudan al intercambio solidario, lazos que nos permiten cuidar el ambiente en el que vivimos cuando vienen a ofrecernos las industrias venenosas que los países desarrollados ya no quieren ver (el hambre fue uno de los principales argumentos utilizados para la instalación de la pastera en el Río Uruguay).
Se trata de asumir la plena responsabilidad de lo que se está haciendo. 
Son los lazos indestructibles que unen al ser humano con el ambiente donde vive. Son lazos que garantizan la salud. 
Son lazos de amor entre plantas, animales y seres humanos. 
Lazos que aseguran la salud de los ríos, el agua y el aire.
Estos lazos son los que forman una gran red en un país en transición, una transición que fue anunciada hace muchos años por diferentes pensadores y analistas, que parecía lejana y hoy es necesaria.

Acciones para el presente
Hoy ya sabemos que debemos pensar en grande para pensar en un proyecto  nacional, pero debemos actuar en pequeño. Creciendo desde el pié en cada municipio, en cada barrio, en cada chacra, en cada huerta.

Pueden envenenar o destruir una sociedad que sabe convivir con la naturaleza, pero jamás podrán conquistarla.
Podemos equivocarnos. La producción de alimentos no se hace por arte de magia, ni de manera virtual, requiere mucho esfuerzo y dedicación, implica correr el riesgo de perder la cosecha o que se muera el ganado. Pero el peor error será no intentarlo”.


Mirá las últimas noticias

AGENDA
FARMACIAS DE TURNO
Hoy 18 de Abril

Del Pueblo

25 de Mayo 1649

422918

San Benito

Bolívar 945

423295

Mañana

Razetto

Bolívar 713

428917

Vallory

Boulevard Daneri 808

421810